El Centro de Psicología Aplicada pretende desde su blog, Psicología ComPartidA, divulgar la psicología en la comunidad universitaria con la intención de promover la salud física y mental. Nuestro objetivo es acercar el conocimiento a través de la publicación de artículos del ámbito psicológico y compartir noticias de actualidad.

martes, 11 de julio de 2017

Hasta pronto

Otro curso llega a su fin y, por lo tanto, llega el momento de despedirnos en la que será la última entrada de este curso. Sin embargo, lo hacemos con la satisfacción de haber sacado adelante numerosos proyectos.


A continuación nos gustaría compartir brevemente las principales iniciativas que el equipo clínico ha desarrollado a lo largo del curso y que esperamos que hayáis disfrutado tanto como nosotros:
  • Asistencia psicológica a cada vez más personas que lo necesitan, tanto dentro como fuera de la comunidad universitaria.
  • Difusión de conceptos de interés general sobre la psicología, tanto a través de entradas escritas en este blog como de los vídeo-blogs creados a lo largo del curso sobre diversas temáticas de interés como la ansiedadmitos sobre el suicidio  o comunicación en la pareja.
  • Creación de una cuenta de Instagram que se une a aquellas de las que ya disponíamos en Facebook, Twitter y LinkedIn y que nos ayudan a interactuar con vosotros, difundir nuestros proyectos y servicios y acercar la psicología a todo el mundo.
  • Creación y puesta en marcha del taller de habilidades de interacción para conocer personas nuevas, con el objetivo de dotar a los estudiantes de la UAM de estrategias dirigidas a conocer y relacionarse con personas en las que estén interesados.
  • Investigación sobre los factores relacionados con el abandono terapéutico con el objetivo de prevenirlo y mejorar la atención proporcionada a nuestros usuarios.
  • Organización del primer encuentro de terapeutas del CPA-UAM, que nos brindó la oportunidad de intercambiar experiencias profesionales con las personas que forman o ha formado parte del equipo terapéutico del CPA.

Gracias a todos los que habéis hecho posible estos proyectos y a los que nos animáis a seguir adelante con este blog con vuestros comentarios, interacciones en redes sociales y vuestras visitas. Sois nuestra principal motivación para seguir difundiendo contenidos interesantes con todos vosotros.

Nos vemos muy pronto en septiembre, con nuevos proyectos y contenidos que esperamos que sean de vuestro interés.

¡Hasta pronto y feliz verano!

Artículo redactado por Isabel Jurkowska, terapeuta del CPA.

jueves, 22 de junio de 2017

Primer encuentro de terapeutas del CPA-UAM

El día 19 de junio, las terapeutas Elena Aranda y Alba Luque del Centro de Psicología Aplicada,  organizaron un encuentro con todos los miembros que han formado y forman parte del equipo terapéutico de la clínica.

La reunión fue muy interesante para todos los participantes, ya que pudieron intercambiar experiencias profesionales relacionadas con el ámbito del marketing digital, sobre todo contaron cómo se dan a conocer a través de sus páginas webs y de las redes sociales, tales como Facebook, Twitter, Google plus, Instagram, Linkedin y Pinterest. Además dicha reunión facilitó que se conocieran los antiguos y actuales integrantes del CPA. El coordinador de la clínica, José Santacreu, inauguró el evento.

En dicho encuentro los terapeutas David Blanco, Elena Barrio, Diana Lozano, Daniel Santacruz y Marta de la Torre, mostraron al resto de los terapeutas sus páginas web, su distribución y la utilización de las redes sociales.

El equipo terapéutico de la consultoría general recibió hace un mes, una formación en marketing digital. Dicho equipo quiso transmitir al resto de los participantes los conocimientos que adquirieron distribuidos de la siguiente manera: “¿Cómo llegar a mi cliente?”, donde se mostró como elaborar el buyer persona y el costumer journey de la persona a la que se quiere impactar. Posteriormente se explicó “Mejorar el posicionamiento en la página web”, donde presentaron estrategias para mejorar el posicionamiento sin tener que pagar por ello. Y por último se enseñó como funciona el “Facebook manager”, ya que es una herramienta económica para anunciarse y con un gran impacto.

Al finalizar el encuentro, todos los participantes coincidían en su deseo de repetir dicho encuentro con mayor frecuencia, tanto para compartir conocimientos como para establecer una red de contactos y colaboración que mejorara nuestro desarrollo y práctica profesional.

Como broche final, todos los participantes del encuentro se reunieron con el resto del personal del CPA. Se le obsequió a la directora del Centro de Psicología Aplicada, María Oliva Márquez, y también al resto de participantes, con un libro que recogía diferentes entradas de todas las promociones que pasaron por la Clínica Psicológica del CPA de la UAM. Dicho libro fue elaborado y diseñado por la terapeuta Miriam Romero, y con la colaboración de las terapeutas Almudena Castelo, Cristina de la Fuente, Isabel Jurkowska, Amanda López y Débora Navarro.

En definitiva, el encuentro de nuevos y antiguos terapeutas del CPA fue un encuentro muy grato que esperamos repetir pronto.

 
¡Hasta la próxima!

Débora Navarro Terapeuta del CPA

miércoles, 14 de junio de 2017

XIV Encuentro de Servicios Psicológicos y Psicopedagógicos Universitarios

Los días 8 y 9 de junio un grupo de terapeutas del CPA nos desplazamos a Córdoba, donde tuvo lugar el XIV Encuentro de Servicios Psicológicos y Psicopedagógicos Universitarios. Se trata de un encuentro anual organizado por la Asociación Española de Servicios Psicológicos y Psicopedagógicos Universitarios (AESPU). En este encuentro se reúnen profesionales de las clínicas psicológicas y psicopedagógicas de las distintas universidades españolas para compartir conocimientos y proyectos. 

En este encuentro, el CPA tuvo la oportunidad de presentar varios trabajos, en los que pudimos dar  a conocer algunos de los proyectos que hemos realizado este año como equipo.

En una comunicación oral titulada “Psicoeducación y difusión a través del vídeo-blog  del CPA-UAM”, explicamos cómo habíamos llevado a cabo las entradas en formato vídeo que hemos estado publicando durante este año en nuestro blog. Quisimos compartir esta experiencia con el resto de servicios psicológicos universitarios por la relevancia que tiene actualmente estar presentes en las distintas plataformas digitales y redes sociales, aprovechándolas para la difusión de la psicología. Se trata de uno de los principales proyectos en los que el equipo clínico del CPA ha invertido su esfuerzo durante este curso. Además, nos ha servido para querer continuar formándonos y para aprender cómo sacar el máximo partido a nuestros recursos digitales.

En otra de nuestras comunicaciones orales titulada  “Variables cínicas y sociodemográficas asociadas al abandono terapéutico” dimos a conocer un estudio que hemos realizado este curso en el CPA. Se trata de una investigación realizada por parte de nuestro equipo clínico con el objetivo de conocer algunos de los factores asociados al abandono prematuro de la terapia por parte de los pacientes. Creímos importante compartir este proyecto con los demás asistentes al encuentro por la relevancia que tiene el abandono terapéutico tanto para los servicios psicológicos como para los pacientes.

También presentamos el póster “Taller de habilidades de interacción para conocer personas nuevas”. En él explicamos el taller que realizamos con estudiantes de nuestra universidad en el mes de abril. En este taller enseñábamos a los participantes habilidades sociales con las que poder enfrentarse a situaciones en las que quisieran relacionarse con personas nuevas. También les enseñamos cómo los pensamientos que tenemos en estas situaciones influyen en cómo nos comportamos en ellas. Asimismo, tomamos medidas antes y después del taller para observar/medir si se producía un cambio con nuestra intervención y poder valorar la eficacia de la misma. Este trabajo recibió el segundo premio concedido por la Universidad de Córdoba a las investigaciones realizadas por graduados después de 2012.

Acudir a este encuentro también fue muy enriquecedor para el equipo del CPA porque pudimos conocer los trabajos e investigaciones realizados por otros servicios psicológicos universitarios de distintas partes de España. Escuchar los proyectos de otros servicios nos permite aprender de ellos y reflexionar sobre cómo avanzar para mejorar la calidad del nuestro. Además, fueron unos días en los que también hubo momentos para conocer a los profesionales que trabajan en estos centros e intercambiar experiencias con ellos.

El año que viene la anfitriona del evento será la Universidad de Sevilla. En el CPA esperamos con ganas que llegue este nuevo encuentro en el que poder continuar aprendiendo e intercambiando conocimientos. 

El equipo de terapeutas del CPA en el rectorado de la Universidad de Córdoba
Almudena Castelo González, terapeuta del CPA.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Cómo ayudar a alguien que ha perdido a un ser querido

Cuando una persona pierde a un ser querido, atraviesa un proceso que se conoce con el nombre de duelo. Se trata de un proceso normal que puede experimentarse de distintas formas en función de la relación con el fallecido.  

Es probable que en algún momento de nuestra vida nos encontremos ante una situación en la que no experimentamos una pérdida directa, sino que es un amigo o un familiar el que ha perdido a un ser querido. Puede ocurrir, incluso, que ante esa situación en la que vemos a nuestro amigo o familiar sufrir, no sepamos cómo actuar. A continuación te proponemos una serie de pautas que pueden resultarte útiles (Barreto y Soler, 2007; Nomen, 2008):

Fotografía: JJ. Thompson (licencia creative commons)
  • Ten en cuenta (y hazle ver) que sus reacciones son normales. Es normal que ante una pérdida la persona experimente diversos sentimientos y emociones y tiene todo el derecho a sentirse así.  
  • Permítele que comparta sus sentimientos contigo y no restes importancia a su preocupación. La expresión de los sentimientos es muy positiva.
  • Escúchale de forma activa y comprensiva. Utiliza frases como “Entiendo que debes sentirte muy mal” para facilitar que se desahogue. Solo utiliza la frase “Sé como te sientes” si has pasado por una situación similar. En este caso, puedes incluso contarle cómo te enfrentaste a esa situación y qué hiciste para recuperarte.
  • No tengas miedo de mostrar tus propias emociones. Esto facilitará que la otra persona se sienta comprendida.
  • Mantén contacto físico si es adecuado (ej. Darle un abrazo, cogerle la mano…) No obstante, si no quiere mantener contacto físico, respeta su decisión.
  • Permite los silencios. A veces el silencio facilita la expresión de emociones. Es mejor permanecer en silencio a hablar sin más.
  • Evita utilizar frases hechas. En la medida de lo posible, evita recurrir a tópicos como “sé fuerte, hazlo por tus hijos”, “es ley de vida”. De nuevo, si no sabes qué decir, mejor recurre al silencio y a mostrar disposición para escucharle y consolarle.
  • Facilita las despedidas del ser querido (acudir al entierro, ver el cadáver en algunos casos…). Las despedidas favorecen la aceptación de la realidad de la pérdida.
  • Visítale o llámale. Además de animarle a que pida ayuda cuando lo necesite, en ocasiones será adecuado tomar la iniciativa y ofrecerle ayudas concretas.
  • Dale tiempo. Sé paciente y dale tiempo para reflexionar y procesar todo. Permítele que comparta contigo sus recuerdos con el fallecido (ver fotos, contar alguna anécdota…), pues esto será muy beneficioso.
  • Anímale a que retome las actividades del día a día. Aspectos como tener unos hábitos alimentarios adecuados o hacer ejercicio físico son importantes para favorecer la superación del duelo. Además, es importante que poco a poco comience a hacer las tareas cotidianas sin ayuda. Será especialmente útil que le animes a que haga tareas que favorezcan la sensación de control.

¿Y si se trata de un/a niño/a?
  • Sé sincero y no trates de evitar el tema. Explícale con palabras sencillas y concretas lo que ha ocurrido, sin dar rodeos: “ha muerto”, “ha fallecido”. No recurras a expresiones como “está en un lugar mejor” y no trates de hacer como si no hubiera pasado nada. A veces no explicamos lo que sucede con intención de protegerles, pero lo mejor será darles una explicación, pues podrán percibir la angustia en los adultos.
  • Anímale a expresar sus emociones y no ocultes las tuyas. Evita decirle cosas como “no llores”, “no estés triste”, “tienes que ser valiente”. También puede ser útil animarle a que escriba una carta o un diario, a elaborar un álbum de recuerdos, etc.
  • Favorece la estabilidad. Intenta que retome cuanto antes el ritmo cotidiano de sus actividades.
  • Anímale a que coma de manera saludable y a que haga alguna actividad física. También será útil animarle a que haga actividades que le diviertan.

Podemos considerar que el duelo finaliza cuando podemos recordar al fallecido de manera serena, continuando con nuestra vida (Barreto y Soler, 2007). Sin embargo, si observas que transcurren unos meses y la persona muestra síntomas que resultan preocupantes (emociones muy intensas, necesidad de buscar al fallecido, pensamientos referidos a que vuelva, incredulidad con respecto a la muerte, sentimientos de culpabilidad por estar vivo, etc.) será adecuado que le recomiendes acudir a un profesional.

Artículo redactado por Miriam Romero, terapeuta del CPA

Referencias:
  • Barreto, P. y Soler, M. C. (2007). Muerte y Duelo. Madrid: Síntesis.
  • Nomen, L. (2008). Tratando… el proceso de duelo y de morir. Madrid: Pirámide.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Recalculando ruta: ¿Dirección? Lo que más me importa

Menos momentos de los que nos gustaría dedicamos a sentarnos y ver si la dirección en la que caminamos es la dirección que queremos tomar. Muchas veces nos dejamos llevar y, de repente, nos encontramos ansiosos, aburridos, miedosos, enfadados, porque, el lugar al que hemos llegado, no era el destino al que queríamos llegar. También puede pasar que elijamos un camino por ser el que más nos llena, y que por alguna razón, las circunstancias que nos rodeen cambien, y tengamos que decidir qué valoramos más en base a la nueva situación. Puede ocurrir que hayamos elegido un camino, nos haga felices, pero no sepamos cómo continuar. Es satisfactorio, por otro lado, comprobar que caminamos en la dirección que hemos elegido, y que trabajamos en aquello que nos importa día a día.
Fotografía libre de derechos
En la entrada de hoy, te proponemos reflexionar acerca del valor que tienen para ti los distintos ámbitos de tu vida, y si realmente cumples los objetivos encaminados a alcanzar tus metas en estos ámbitos. En caso de que haya áreas en las que esto no sea así, te proponemos reflexionar sobre lo que te impide caminar en la dirección que te gustaría.
A continuación, te presentamos algunas áreas valiosas para muchas personas, y te proponemos lo siguiente: atreverte a realizar el cambio en dirección a aquello que te puede hacer más feliz. No todas las áreas tienen que tener el mismo valor para ti, incluso puede ser que algunas no sean valiosas. No hace falta que reflexiones sobre todas ellas. Céntrate en aquellas que más te importen.
Primero: ¿qué ámbitos de la vida son más valiosos para ti?
Te proponemos pensar y comparar cómo te encuentras en cada uno de ellos, y en qué medida discrepa tu actuación actual de lo que te gustaría ser o hacer en el ámbito que te importa:
  • Matrimonio/pareja/relaciones íntimas: piensa en el tipo de persona que te gustaría ser en una relación íntima y la clase de relación que te gustaría tener. Focalízate en tu papel dentro de esa relación.
  • Relaciones familiares: recapacita acerca del tipo de hijo/a, hermano/a, padre/madre que te gustaría ser, las cualidades que te gustaría tener en esas relaciones, como tratarías a esas personas teniendo la relación ideal.
  •  Amistades/relaciones sociales: medita acerca de qué significa para ti ser un buen amigo y qué cualidades debieras tener para serlo.
  • Empleo: cavila qué tipo de trabajo te gustaría desempeñar (puede ser muy específico o más general), después piensa en por qué te gustaría desempeñar ese trabajo, dónde lo quieres desempeñar y cómo te gustaría que fueran las relaciones con tus empleados o compañeros.
  • Educación/formación: medita acerca del tipo de educación que quieres recibir, formal o informal, o si prefieres una formación especializada. Piensa acerca de por qué esa clase de educación o formación te atrae.
  • Bienestar físico/salud: piensa en lo que significa para ti mantener tu bienestar físico. Piensa en temas relacionados con la salud como el sueño, la dieta, el ejercicio... Recapacita si estás actuando en dirección a lo que deseas respecto a tu bienestar físico y psicológico.
  • Diversión: medita acerca del  tipo de vida recreativa que te gustaría tener (pasatiempos, deportes, actividades de ocio).
  • Espiritualidad: delibera qué significa este ámbito para ti. Puede ir desde algo menos formal como el compromiso con la naturaleza, a algo más formal como participar en un grupo religioso organizado. Si es un área importante para ti, piensa en cómo te gustaría ser y actuar en este ámbito.
  • Ciudadanía: cavila si quieres prestar algún servicio a la comunidad (voluntariado, grupo de presión ciudadana, compromiso con la naturaleza, grupos de ayuda…) y si esto es algo importante para ti, piensa en qué te atrae más y en qué dirección te gustaría trabajar en este ámbito.
Segundo: ¿existe mucha discrepancia entre lo que haces actualmente en ese ámbito y lo que deseas hacer? ¿Qué puedes hacer para actuar en la dirección valiosa?
Si lo que estás haciendo actualmente en los ámbitos que más te importan, se aleja de lo que te gustaría, es momento de pensar un plan de acción para redirigirte a aquello que tiene más valor para ti. Para ello, piensa en objetivos concretos que puedas realizar en el día a día. Si estos objetivos implican cambios importantes en tu vida, ponte objetivos pequeños y fáciles de alcanzar para facilitar el proceso de cambio y aumentar tu motivación con la consecución de esos pequeños éxitos. Convierte los objetivos en actos que puedas tachar en una lista.
Tercero: ¿qué te impide caminar en dirección a lo que más te importa? ¿Qué barreras te impiden continuar?
Fotografía de uPeKsHaMaTi,
con licencia Creative Commons
Algunas veces las circunstancias reducen nuestra capacidad de actuación, pero muchas otras somos nosotros mismos los que ponemos barreras a la hora de actuar para conseguir aquello que valoramos.
Observa tu pensamiento respecto al cambio. Identifica aquellos pensamientos que se oponen al cambio de manera irracional. Recuerda que tienes derecho: a ser tu propio juez; a cambiar de opinión; a decidir qué es mejor para ti; a elegir si dar o no explicaciones; a no necesitar la aprobación de los demás; a cometer errores. 
Es verdad que, ante una situación de cambio, por cualquier razón, lo más difícil es luchar contra las dudas y el miedo. Éstos, muchas veces, nos paralizan y no nos permiten comprobar que no pasa nada por intentarlo, o no nos permiten descubrir que ya tenemos herramientas para afrontarlos. Para romper con la ambivalencia, la duda o el miedo…
Cuarto: ¡sal y hazlo! Algunas veces te costará más, y otras menos. Estas experiencias forman parte del camino hacia aquello que nos importa. Aprende de los errores y celebra los éxitos. Recuerda que siempre puedes hacer un alto en el camino, revisar tu hoja de ruta, y recalcular si te estás alejando de lo que más te importa. Tampoco olvides que existen muchos caminos para llegar a un mismo destino. Aprovecha las oportunidades, prueba caminos diferentes, disfruta caminando, y aprende de cada paso.

Amanda López Ibáñez, terapeuta del CPA


  • Wilson, K.G. y Luciano, M.C. (2002). Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT). Un tratamiento Conductual orientado a los valores. Madrid: Pirámide.
  • Roca Villanueva, E. (2003). Cómo mejorar tus habilidades sociales. Valencia: ACDE Ediciones.