El Centro de Psicología Aplicada pretende desde su blog, Psicología ComPartidA, divulgar la psicología en la comunidad universitaria con la intención de promover la salud física y mental. Nuestro objetivo es acercar el conocimiento a través de la publicación de artículos del ámbito psicológico y compartir noticias de actualidad.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Mantener una buena relación con tu ex pareja

Cuando una pareja con hijos/as se separa o se divorcia se aconseja que mantengan una relación cordial, ya que tienen la responsabilidad de estar en contacto durante un gran período de tiempo tras la separación, hasta que los hijos/as puedan valerse por ellos/as mismos/as, sobretodo a nivel económico. Para muchos progenitores es una situación difícil de conseguir, ya que incluso antes de la separación podían surgir conflictos a la hora de entablar una conversación. Es posible que después de la separación los ex cónyuges no quieran verse “ni en pintura”. Sin embargo, es bueno no olvidar que ambos serán siempre padre o madre del niño o de la niña.
Imagen libre de derechos, con licencia Creative Commons.
Cómo refieren Serrat-Valera y Larrazábal (2008): “Cualquier persona separada, tanto con hijos como sin ellos, se beneficiará si terminan los conflictos con su ex pareja. Prolongar el conflicto es tan destructivo para los hijos como para los propios padres”. Cuando un conflicto se demora en el tiempo se generan sentimientos de malestar y pensamientos negativos respecto al otro que no favorecen el bienestar personal, por lo que se recomienda a los progenitores hacer todo lo que esté en sus manos para llevarse bien, aunque a veces pueda parecer misión imposible. Además, cuando la pareja tiene hijos/as hay un objetivo claro por el que hacer esto esfuerzo y es el beneficio de los/as mismos/as. Ya que según apuntan Serrat-Valera y Larrazábal (2008) “numerosos estudios apuntan que los hijos cuyos padres establecen una lucha en su divorcio, que se prolonga durante años, acaban manifestando problemas de diversa índole: trastornos emocionales, dificultades escolares, déficits de autoestima, conductas agresivas, etc.”.

Consejos para elaborar una adecuada y nueva relación entre los ex cónyuges:
  • Si existe una conexión emocional, romperla:  En ocasiones hay progenitores que aun poseen lazos emocionales con el otro, algunas veces cuesta que sean aceptados. La conducta de la ex pareja dependiente suele manifestarse porque el objetivo es continuar prolongando un contacto con un propósito emocional, poniendo como excusa temas relacionados sobre los hijos.
  • Ya no sois pareja: Si te apetece pelearte con tu ex pareja por cualquier razón, acuérdate de que ya no estáis unidos, que no sois pareja. Hay cosas del otro que no te van a parecer bien y te van a molestar. Si te sientes nervioso o tenso respira profundamente y cuenta hasta diez, y si no lo puedes dominar, ve al baño, ya que así dispondrás de tiempo para apaciguarte y pensar lo que le vas a decir o hacer.
  • Evita las peleas y discusiones delante de tus hijos/as: Es normal que haya temas que os generen mucho resentimiento entre vosotros, sin embargo evitad sacarlos delante de vuestros/as hijos/as. También evita discutir por cualquier cosa estando los/as niños/as presentes. No revivas el pasado, ya que los problemas que tuvisteis como pareja ya no se pueden cambiar, céntrate en el presente. Si la conversación se vuelve tensa, córtala y posponla para otro momento más adecuado.
  • Considera la opinión de tu ex pareja: Cada miembro de la ex pareja tiene derecho a educar según su criterio, es normal que en muchas ocasiones no compartáis la misma opinión, e incluso te pueda parecer una tontería. Es importante escuchar al otro y llegar a un acuerdo tanto en privilegios como en derechos por partes iguales. Además, para tus hijos/as será satisfactorio observar como sus padres tienen una buena relación.
  • Fomenta el bienestar de tus hijos: Procura ser flexible, en la medida de lo posible, para beneficiar a tus hijos/as. Es decir, quizás haya ocasiones en las que según el régimen establecido en el divorcio no le toquen los/as niños/as a tu ex pareja pero a ellos les apetezca irse con la otra parte o quizás sea una oportunidad para ellos/as. Piensa en lo qué les conviene a ellos y no te dejes llevar por el rencor o el egoísmo propios.
  • Ten claro que es una relación para toda la vida: Al tener hijos/as se establecen unos lazos para toda la vida, ya que el trato entre los padres es una evidencia. Seguro que tendrás que acudir junto con tu ex pareja a varios acontecimientos sociales relacionados con vuestros/as hijos/as, tales como: reuniones de colegio, médicos, festivales del colegio, etc. Motivo por el cual se aconseja mantener una actitud cordial para con el otro. Al principio dichas situaciones pueden ser tensas, pero seguro que con el paso del tiempo estas serán más naturales.
Si te surge cualquier dificultad en esta nueva situación, no dudes en consultar a un profesional. En el CPA podemos ayudarte.

Artículo redactado por Débora Navarro, terapeuta del CPA.
Referencias:
  • Serrat-Valera, C. y Larrazábal, M. (2008). ¡Adiós, corazón!. Madrid: Alianza Editorial. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada